lunes, 2 de mayo de 2011

Mad Men.




Ambientada a principios de los 60, retrata la vida de los publicitarios de la época, un grupo de hombres y mujeres impecablemente planchados y peinados. Machistas ellos y sometidas ellas. Ambiciosos todos. Una clara contradicción entre lo que aparenta y la realidad. Me imagino a estos personajes aparentemente perfectos y repeinados, fumando hasta en la cama, bebiendo whisky a palo seco todo el día y alternado con la botella de Maloox para contrarrestar los efectos y aplacar los dolores producidos por las úlceras de estomago.

Sus alientos no debían de oler precisamente a rosas. Entre tanto tabaco y tanta bebida, sus besos debían de producir arcadas entre las seducidas secretarias de turno.

Me gusta esta serie.

1 comentario:

Mariana Hernández dijo...

Me encanta esta serie,y estoy esperando la nueva temporada de Mad Men, cada vez Matthew Weiner lo está haciendo mejor, una buena crítica a la sociedad consumista.