miércoles, 1 de julio de 2009

"El trueno de Dios" de Bernard Clavel


Ayer termine de leer una novelita preciosa de Bernard Clavel. Novelita por el tamaño pero grande por el contenido. Se llama: “El trueno de dios”. Fue llevada a la pantalla y tuvo como actor principal a Jean Gabin, actor mítico de la filmoteca francesa. Cuenta la historia de Leandro, un hombre de apariencia ruda, un poco violenta. De vez en cuando, se marcha a la ciudad para aturdirse con chicas y alcohol hasta caer embrutecido y vuelve al día siguiente a su casa con un perro nuevo encontrado. Un día, en lugar de traer un perro, llega a casa con una prostituta, Simone. El autor describe maravillosamente la vida rural de la Francia “profunda”. Escribe con mucha sencillez y realismo. Me parece estar dentro de esta casa y sentir su olor, ver a su esposa María de gris vestida, mujer abnegada y amorosa, cada uno de los perros, los caminos de tierra, los árboles, la montaña, el ruido de la moto del amigo Roger, el que trae sacos de huesos para los pupilos de Leandro.. ¿Podré escribir así algún día? ¡Tan sencillamente y tan real ¡!
No aspiro a ser escritora sino a saber expresarme con las palabras justas y acertadas. Me consuela saber que Bernard Clavel es autodidacta. Quizás algún día llegue a acercarme un poquito a el. No me apetece empezar otro libro, me he quedado impregnada de el y no quiero entrar en otro mundo. Es como salir de un sueño feliz y no querer despertarme.

1 comentario:

Marta dijo...

Creo que has encontrado en esa lectura la clave para transmitir escribiendo: contar detalles y describir sensaciones (olores, sabores, sonidos, texturas...). Sigue así, vas por buen camino.